FAIL (the browser should render some flash content, not this).



Visión Global Betania

“Alguien ha dicho que una Visión es la idea de Dios revelada a la mente del hombre para que éste la ejecute”

 Aquí no se trata de idolatrar una Visión, sino de tener una visión divina del proyecto de Dios para nuestra generación. Se trata de captar y abrazar la Visión de Dios y de entrar de lleno en ella.
Es muy importante a estas alturas, poder tener una Visión clara de lo que Dios quiere con nuestra vida y con la iglesia de la que formamos parte, para sentirnos ilusionados y motivados a cumplir el propósito de Dios en estos tiempos.
Abraham, Moisés, Josué, David, Pablo, Juan y el mismo Jesús fueron visionarios. Dios les habló y les mostró cosas aparentemente inexistentes y lejanas pero ellos lo vieron y lo abrazaron por fe hasta que lo alcanzaron. Otro ejemplo que ilustra el Poder de una Visión es lo que Dios le mostró a Ezequiel con la visión del Valle de los huesos secos (Ezequiel 37:1-14). Dios le mostró y le implicó en la Visión “Profetiza sobre estos huesos...”.Dios le dejó ver el terrible estado espiritual de Israel y le mostró un autentico cementerio lleno de muerte y también le convirtió en parte activa del milagro de su resurrección. Dios nos esta llamando a profetizar Vida en medio de la desolación espiritual de nuestras ciudades.

Toda Visión, por muy impresionante o fascinante que sea, viene a desembocar en el gran sueño de Dios, que es la Salvación de las almas. El objetivo es Salvar a muchos antes de que sea demasiado tarde. Y una vez salvados, nuestra gran tarea es discipularles  y consolidarles en el Camino del Señor.

Podemos tener diferentes percepciones espirituales y hasta una gran diversidad bíblica y teológica, pero para caminar juntos tenemos que compartir esencialmente la misma visión. Ante todo tenemos que comprenderla, abrazarla y luchar unidos por ella. (La Visión de Conquista)

A principios de los noventa, en la fundación de Betania, Dios nos movió a buscarle intensamente durante 50 días y este espíritu se prolongó durante tres años ininterrumpidamente. El Espíritu Santo nos habló muy claramente a través de los primeros capítulos de Hechos, especialmente en Hechos 2:41-47 . Dios nos mostró que la Iglesia de los últimos tiempos sería como la iglesia del principio, una iglesia desatada y llena del Espíritu en medio de una oleada de iniquidad mundial sin precedentes.

Nos habló de una iglesia fructífera y ganadora de almas como al principio, aún en medio de estos tiempos peligrosos, si seguíamos su plan de volver al espíritu del principio;“Todos los días, en el templo y por las casas” nos sugiere, grupos de vida en todo lugar posible. Esto nos habla de una relación fraternal cercana, edificación espiritual mutua y evangelismo constante.

Dios descorría el velo de nuestro espíritu ante lo que sería la estrategia divina de los últimos tiempos para la gran cosecha mundial y para el autentico avivamiento español (las células eran la red viva de Dios para recoger y cuidar de la gran cosecha). También se nos mostró una preciosa corona real, sobre el mapa de España. Así nació el Proyecto de plantación de iglesias “Corona de Gloria” (Isaías 62:3) que  esta teniendo su cumplimiento en todos estos años (1990-2017), hasta el momento con la apertura de treinta y cuatro nuevas iglesias en cinco comunidades autónomas del estado español.

Dios nos mostraba que se trataba de una nueva mentalidad, de una mentalidad guerrera y conquistadora, de una disposición a servir a Dios sin límites. Algo que nos llamó poderosamente la atención fue la palabra “cada día” (Hechos 2:46 - 47). Descubrimos que los cristianos de entonces no se habían parapetado en la comodidad de sus casas, sino que “todos los días” (Hechos 5:42) estaban movilizados en el templo (la gran reunión) y por las casas (grupos pequeños). Esto era un estilo de vida evangelístico y militante.
 No cesaban de enseñar y predicar a Jesucristo”. El Espíritu Santo los había movilizado a conquistar a su generación a través de la presencia constante (diaria) de creyentes, en multitud de casas de Jerusalem y también en el atrio del Templo (las reuniones multitudinarias).

Una de las primeras cosas que tiene que suceder para liberar la Visión de Dios en nuestras vidas, en nuestras familias y en nuestras iglesias es morir totalmente a nuestra comodidad y a nuestros intereses humanos. Tenemos que invertir nuestras prioridades personales y familiares para “buscar primeramente el reino de Dios...”. Se trata de combatir a muerte ese espíritu de la “vida privada” que ha frustrado y abortado tantos sueños y proyectos divinos. Se trata de tomar la decisión de Josué y su familia “Yo y mi casa serviremos al Señor” (Josué 24:15).

Hemos de dejar de vivir para nosotros mismos y servir al Señor abriendo nuestros corazones y también nuestras casas. Este es nuestro gran desafió (Isaías 58:6-11).
Se trata de ser, a través de las celebraciones y de los grupos pequeños (grupos de vida), una iglesia de puertas abiertas testificando constantemente en todo lugar posible (en las casas, en las fabricas, en las calles, en las escuelas y en las universidades…)  y entonces “el Señor añadirá cada día a la iglesia los que han de ser salvos”. Porque el propósito de Dios es que crezcamos y nos multipliquemos imparablemente.




 



Principios y Valores
Iglesias Betania España


Las Iglesias Betania España son un movimiento de iglesias en constante renovación.


 
Betania es un movimiento de iglesias de nueva generación para el siglo XXI.

 
 

 
 
Busca la Iglesia Betania más cercana a tu domicilio haciendo "click" sobre la imagen.
 
 
 
inicio
INICIO
 












 

 

 

 

 








Copyright © 2017. Iglesia Metropolitana de Barcelona Betania. Todos los derechos reservados.